martes, 26 de septiembre de 2017

Los Morancos (Parodia) Maluma - Felices los 4

Todos tenemos una mente llena de perturbaciones que nos hacen comportar de forma errónea. Pero no todos somos capaces de reconocerlo. El primer paso para ir hacia dónde queremos es tomar el control de nuestra mente.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Dice Woody Allen que...

"La ventaja de ser inteligente es que se puede fingir ser imbécil, mientras que al revés es imposible."

domingo, 24 de septiembre de 2017

24.09.2017... Otoño poético...!

Esta semana, que terminamos, ha dado comienzo al otoño, esa estación que transita del verano al invierno y que siempre rezuma poesía. Curiosamente, en esta época que el sol que nos acompaña pierde fuerza, que los días comienzan a caerse como las hojas de los árboles, es mi período de mayor producción poética. 

Esta mañana salí a correr en solitario y pensaba en ello. No era un estado de melancolía, simplemente meditativo. Las estaciones son como etapas en el año en las que todo aquel que transita por ese mundo literario, entre filosofía y poética, encuentra en su estado la composición necesaria para verse atraído por lecturas diferentes o verter palabras de uno u otro estilo según le vienen.

El otoño, desde siempre, huele a tierra mojada, a esa luz que atraviesa los campos que me inspiran y evocan lo poético de la vida.



En estos días pasados, presentando la exposición de mi amigo Chema Rodrigo, ensamblando con esa nueva proyección que me lleva desde tiempo, #versosdArte, me daba cuenta de lo a gusto que me siento envuelto en este tipo de actividades mucho menos complejas, menos materialistas y más llenas de arte y poesía.

Busco entre los cuadernos y papeles todos esos versos que tratarán de conformar mi próximo poemario. Está a punto de salir publicado 'Silenciando el Camino. Diaforismos 2013 - 2016' y ya estoy acumulando material para el próximo. Cierto es que no tiene que ver el uno con el otro. Creo que es el momento de volver a publicar poesía tras aquel inicio, hace diez años ya, con el poemario 'Cuando el Silencio me Llama'. Decía que, releyendo versos me doy cuenta que el poeta es viento, ese que busca sin cesar esconderse en los rincones de cada corazón. 

El poeta no deja de vigilar, a veces de lejos, otras más de cerca, cada uno de los altares que va poniendo a sus derrotas.

Leyendo los versos propios, esos de años lejanos o próximos, uno también lee su propia historia que, sin darse cuenta, va tejiendo en la memoria de las páginas que emborracha.

Un racimo de versos es capaz de embriagar este momento que con sabor a sol o viento o lluvia poetiza cada día. ‬Mordamos esos versos que nos embriaguen.

El poeta versifica emociones que tan solo la sensibilidad del que se sacude de inverosímiles acciones, de ruidos ajenos, es capaz de sentir.

Hay días que no te apetece más que esconderte en lo poético, alejarte del ruido y buscar esos versos propios o impropios que corrijan los caminos de tu mente.

Uno se llena de contradicciones y reconoce que es donde habitan los silencios, en los campos, en el caminar, donde se encuentra con el sentido de su existencia.

Raros son los poetas, o raro es el mundo que nos rodea, también, ante la indiferencia de muchos que caminamos por él cada vez más ajenos al resto.

Nuestro poema termina con la vida, porque la vida es un poema que se llena de altibajos y emociones, que reivindica el cultivo del sentimiento en esa esencia desconsolada de sonrisas y lágrimas.

Dice Gabriel Bou que
"la poesía es una esencia misteriosa que impregna toda realidad para el que la escribe, para el que la siente, para el que la vive. La poesía crea una emoción, una emoción digamos estética, que es como un estremecimiento ante la belleza con la que el lenguaje recrea el sentimiento humano."
He escrito mucho por aquí sobre el sentimiento poético, sobre la poesía y su emoción. Tal vez lo que más me gusta de la poesía, de su lectura y escritura, es que nunca he pensado que un poeta tenga afán comercial, de vender nada. El poeta es ese bohemio, filósofo de la vida, predicador de emociones, sentimientos y vidas.

Cierto es que ahora parece que, entre las listas de libros más vendidos, aparecen algunos de poesía. Son esos libros de letras de canciones de autor, que últimamente las editoriales, con vista comercial, publican. Más que listas de poemarios más leídos, parecen las listas de canciones más escuchadas que publicaba la revista Superpop. Pero es poesía, pero se lee más poesía que nunca, algo es algo y por algo será.

Yo me quedo con esos momentos en los que versificar la vida significa construir la realidad que uno quiere. Me quedo con esos poemas abiertos que no tratan de resolver nada sino que, simplemente, experimentan con lo que ven, huelen o sienten en el momento, a ver que surge de esas entrañas poéticas.

Prefiero intuir, nunca definir, gozar con la expresión de la creación emotiva, de ese estremecimiento ante la belleza que es la vida.

Mientras escribo, comienza a anochecer y con la noche el silencio y esas lunas partidas que nos evocan este comienzo otoñal, poético, que busca más esas sonrisas tiernas en suspiros, que caricias empapadas en lágrimas. 

Deberíamos reconocer que, para muchos, la poesía es el aliento que alimenta el alma.

Y, por qué no, rompiendo el momento, dejo por aquí uno de esos temas que nos despiertan y motivan...

Dicen que el primer paso para llegar a una meta y cumplir un objetivo es la acción. Pongámonos a caminar y en acción.

sábado, 23 de septiembre de 2017

Dice Osho que...

"....si trabajas con gente triste,
te vuelves triste.
Si trabajas con gente alegre,
te vuelves alegre,
porque todo es infeccioso."

viernes, 22 de septiembre de 2017

22.09.2017... Humano: Chema Rodrigo y #versosdArte.

Poco o nada hay  comparable al respirar arte y poesía. Es lo que hicimos ayer tarde, dando aire y aliento a ese proyecto, que parece comienza a florecer, y que es #versosdArte.

Bajo la batuta y el alma creativa de Chema Rodrigo, rodeados de vecinos y amigos, inauguramos la Exposición Humano en el Centro Cultural Juan Prado de Valdemoro. 


Humano, ese primer paso de lo que será el nuevo proyecto #versosdArte.

Y tuve la oportunidad de presentar, e introducir, la exposición y la esencia de este proyecto. Creo que no quería dejar pasar la oportunidad de dejar, en este humilde cuaderno, esas palabras que trataron de agradecer y presentar la  esencia de lo que pretende ser #versosdArte.


Chema Rodrigo, aunque nacido en Madrid allá por el año 1965,  está enraizado en Valdemoro desde niño y no se concibe como creador sin esta ciudad que le acogió.

Desde su edad temprana siente atracción por el mundo del arte en general y de la pintura y el dibujo en particular.

Su padre, amante del arte y pintor aficionado, le pasea por estudios de artistas, fundamentalmente locales,  hasta que un día le lleva a conocer el del pintor local Juan Prado que le deja prendado de ese maravilloso mundo que son los colores y olores.


Pasó, entre otras labores,  por el mundo de la publicidad, pero hace unos años, en un momento de inmersión conceptual, decide abandonarlo todo y hacer del arte, de la creación, de la pintura, su vida.

Se integra en el colectivo de pintores Valdearte, y se dedica a trabajar siete días a la semana para que esa afición se convierta en técnica, en experimentación, en aprendizaje y vida.

Se forma con pintores como Pablo Rubén López, JuanLobatón Scott o Carmen Mansilla. Crea más de 200 obras que forman parte ya de insignes colecciones privadas y, en estos años, ha sido galardonado en diferentes certámenes nacionales.

Chema Rodrigo es alma, poesía y vida; es un reflejo de luz interior que consigue extraer, con su mirada de artista, a base de pinceladas de color, emoción. 

Sus obras llenan el hueco entre la imagen del silencio y la vida. 


Se decanta por el realismo figurativo y el retrato y ahora comienza una nueva etapa en la que plantea proyectar su espiritualidad y emociones a través de la poesía pictórica hasta lograr imágenes que convivan entre el pragmatismo pictórico de lo real y la figuración abstracta del sentimiento.

Chema Rodrigo es un poeta, un creador, un artista capaz de reflejar en un cuadro la realidad de lo que ve. Es un pintor atípico, rebelde. Es capaz de provocarte la necesidad de tocar con tu mano la poesía de un cuerpo desnudo, la ternura de la vejez o el bullicio urbano.

Chema Rodrigo nos expone parte de esa obra, y digo solo parte, porque es mucha más la obra realizada y mucha la que nos tiene que envolver en un futuro.

Aquí se recoge, simplemente, una reseña del quehacer artístico de Chema.

Una reseña que queda impregnada en un camino que va recorriendo, en calma, respirando ese olor de la pintura, el ocre y el pastel, mientras  habita,  llenando de color y de alma, esos aburridos lienzos.

Podemos decir, se marca un punto de inflexión en la obra de Chema que pretende dar un paso más y proyectar su creación a la consecución de una obra propia inspirada en su propio arte y la poesía.

Una obra ensalzada en brochazos y pinceladas que van tejiendo el poema en el lienzo.

Y así se engendra #versosdArte, bajo el latido del corazón de Chema Rodrigo.

#versosdArte es un colectivo que nace de un grupo de personas que apuestan por la esencia primigenia de la creación, apostando por la fuerza de los artistas, de los autores, de los que creen en una nueva expresión contemporánea del arte.

#versosdArte nace desde la humildad, pero pretende convertirse en un referente en el arte contemporáneo y la creación poética no solo en esta ciudad de Chema, sino en el Sur de la Comunidad y, ¿por qué no?, en toda la Comunidad de Madrid.

#versosdArte es un concepto que suma, como su propio nombre indica, arte y poesía y tendrá un espacio de aprendizaje, de creación, de experiencia tanto artística como poética.

#versosdArte se adhiere a ese Manifiesto a favor de un nuevo concepto para el Arte Contemporáneo que nace desde la ‘Fundación de lasArts y los Artistas’ de Barcelona y que se plasmó con la apertura del Museo Europeo de Arte Moderno en Barcelona. En estos tiempos en los que algunos tratan de buscar separaciones, queda más patente que nunca el que el arte y la poesía unen, jamás separan.
El arte figurativo comienza a penetrar en amplios sectores de la sociedad actual, generando un cambio de perspectiva en muchos profesionales del arte que, por fin,  empiezan a entender que el arte de nuestro siglo necesita de nuevos planteamientos y nuevas metas, muy desvinculados de cánones y tópicos heredados del siglo anterior.  Un arte que ya no se conforma con la experimentación convertida en un fin en sí misma, ni con el permanente ensayo de formas y colores sin lograr producto definitivo alguno; ni tampoco con el culto al ruido por el ruido, ni con la fabricación de montajes cinematográficos condenados al aburrimiento. Y esa nueva expresión requiere, de nuevo, un arte directo, expreso, rotundo, absoluto, real, inteligible y genial, capaz de generar ilusiones y de despertar admiraciones en amplios sectores de la población que, de esta forma, volverán a hacer las paces con el arte de su tiempo y a soñar con ilusiones hoy por hoy totalmente olvidadas.El arte ha de ir dirigido al hombre de la calle, no al erudito ni al especialista. El arte ha de hablar el lenguaje del pueblo, no el de los académicos. 

De ahí esta realidad poética del arte que busca la emoción, la sensibilidad y el sentimiento.


Esta corriente en la que nos encontramos, de la que su base fundamental es nuestro autor, Chema Rodrigo, y #versosdArte,  ya resulta imparable y va a cambiar los fundamentos mismos del arte contemporáneo. 

Decía Kandinsky que el que mira una obra de arte conversa de alguna manera con el artista por medio del lenguaje del alma.

Toda obra esconde el sentimiento de quién la hace, la crea.

Que la poesía y el arte nos unan.

SERGI T0RRES - Existes para realizarte

Es verdad que siempre lo más difícil de transmitir en un texto o un discurso son las emociones. Las emociones‬ van y vienen, pero siempre salen de dentro. Agarrarlas, expresarlas y versarlas es una labor espiritual y poético.

jueves, 21 de septiembre de 2017

miércoles, 20 de septiembre de 2017

20.09.2017... Silenciando el Camino!

Quiero escribir tanto como quiero leer y para eso debería estar encerrado del día y la noche, de las tentaciones del pasado o los oscuros silencios del futuro.

Tengo tanto para escribir como tanto para leer y tengo esa necesidad de tiempo que a veces me llena las páginas de versos o me recoge los márgenes de la vida en tinta de colores.

Uno es, simplemente, como es, eso no lo cambia nadie.

Vivo el presente pero no puedo dejar de buscar el futuro. El miedo al futuro siempre nos pervierte el presente. 

Me vienen estas reflexiones cuando repaso, por fin, tras varios meses, lo que será mi próximo libro que, si no lo remedia nadie, estará publicado en el próximo mes de octubre: Silenciando el Camino.


Han sido meses de recopilar y ordenar textos, tiempo de corrección, una y otra vez, primero de los textos y luego de las pruebas, para finalizar con el diseño de las portadas.

Hacer un libro, publicar un libro, es algo, además de apasionante, realmente estresante. En cada uno de los pasos, desde la primera corrección de los textos hasta las cubiertas, te vas arrepintiendo por momentos de la decisión que has tomado. 

Cuando se trata de un libro de no ficción , en el que dejas abiertas las ventanas de tu alma, de tu ser, tus pensamientos, te entregas al mundo que te lee como un ser frágil y minúsculo.

Con los años te vuelves más tú. No más pesado ni maniático, como se dice por ahí, simplemente tú. Y en todo lo que escribes estas tú sin importarte lo que pueda pensar el resto. 

Este nuevo libro, que viene a ser la continuación de aquél 'Cuando el Silencio Me Llama' publicado en el 2013,  se envuelve en algo más de 700 páginas.

‘Silenciando el Camino. Diaforismos 2013/2016' no es un libro cualquiera. ‘Silenciando el camino’ es un libro de pasos en el que cada huella es un pensamiento que provoca reflexión y meditación. No es un libro de memorias o un diario como tal; son anotaciones que se encuentran en el silencio de los días, esos que voy dejando en mi camino. 

Lo he querido llamar diaforístico, término que utilizo para bautizar lo que son las páginas de este cuaderno que voy rellenando día a día y que dejo ahora en manos de quién desee leerlo, en la tranquilidad de sus días, de sus momentos.

No es un libro para leer de un tirón. Es un libro para ir leyendo, para irlo anotando, subrayando; un libro que acompañe tus reflexiones y silencios. 

Este libro pretende ser un homenaje al pensamiento, al caminar, a ese volver a la vida serena, tranquila, en la que seamos conscientes de los momentos, del presente que vivimos, de la belleza de lo que nos rodea. 

‘Silenciando el Camino’ es un libro para disfrutar de cada página sintiendo la belleza del instante. 

No tiene por qué gustar a todos, tampoco lo pretendo. 

Josep Pla decía que 
«El escribir ha creado dentro de mí un yo íntimo y espontáneo, una persona extraña, que muchas veces ni yo mismo comprendo lo que tiene que ver conmigo, de tantas diferencias como constato. En virtud de este desdoblamiento resulta que si yo, por natural, soy un ser débil y mísero, cuando tengo una pluma en la mano me vuelvo dionisíaco y ofensivo, entro en un estado de exaltación silenciosa y soy capaz de mantener una posición hasta las últimas consecuencias».
Es curioso, pero pasan los años y compruebo las páginas y páginas que voy amontonando y que quedarán en el recuerdo de los días, unas impresas otras en esos cuadernos moleskine que son como una prenda más de mi vestir.

Y ahora nos pondremos a corregir y trabajar sobre los dos próximos: Poemario y 'LiderandoT'.

Lo mejor para no sufrir sorpresas desagradables, antes de tomar una decisión, es sopesar las posibles consecuencias. Una vez tomada, no debe haber marcha atrás.

martes, 19 de septiembre de 2017

Dice Sigmund Freud que...

"La mayoría de la gente no quiere la libertad realmente, porque la libertad implica responsabilidad y la mayoría de la gente teme la responsabilidad"